El primer milagro de Jesús fue realizado en las bodas de Caná, con ese milagro da inicio a Su ministerio público. Es importante destacar que en el Evangelio de Juan a algunos milagros se les llaman “Señales”, los cuales muestran grandes y tremendas verdades para aplicación a nuestras vidas. Debemos recordar lo que dice Romanos 15:4 «Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza».

Pues bien, este primer milagro de Jesús aconteció en unas bodas celebrada en la ciudad de Caná, ese lugar quedaba aproximadamente entre 5 a 13 kilómetros de Nazaret, o sea lo suficientemente cerca como para expresar que los anfitriones conocían a la familia de Jesús y que ellos hasta invitaron a Sus discípulos. En esa época las bodas duraban siete días y los anfitriones invitaban a una gran cantidad de personas.

Ya en la boda María, la madre de Jesús, se dio cuenta de que el vino se había acabado lo que sería un motivo de vergüenza para los anfitriones y acarrearía bromas desagradables hacia ellos, pues son los responsables de proveer de alimentos y vino para sus huéspedes durante toda la semana de la celebración de las bodas.

Este precioso milagro de la transformación del agua en vino, nos deja varias enseñanzas maravillosas, entre ellas:

a) “Jesús tiene poder para solucionar todos nuestros problemas”: La Biblia dice «Porque nada hay imposible para Dios” (Lucas 1:37):
Como les comenté anteriormente esta es una situación que causaría “vergüenzas y burlas”, y hasta de eso tuvo Jesús el detalle. Aunque no es un problema catastrófico podemos ver como nuestro Señor tiene el control y el poder para solucionar nuestras circunstancias difíciles, ya sean sencillas o trágicas.

María, la madre de Jesús le comenta a Jesús que el vino se había acabado, y esto es figura del poder de la oración, pues ella fue una intercesora en la petición, ya que el problema no era de ella, pero sintió compasión por lo que iba a traer como consecuencia ese evento. Esto nos evidencia de que ella mantenía la confianza en que Jesús podía solucionar la situación. Asimismo debemos nosotros interceder en oración por todas aquellas personas de las cuales sabemos que están pasando por situaciones difíciles.

b) “Ley versus gracia”: El primer milagro público realizado por Moisés en el libro de Éxodo fue convertir las aguas del Rio Nilo en sangre, y aquí vemos que el primer milagro o señal de Jesús en Su ministerio público fue transformar el agua en vino. ¡Qué tremendo! Estamos hablando por una parte del hombre, (Moisés), a través del cual fue dada “la ley”, y del Dios-Hombre que a través de Él nos es dada “la gracia”.

c) “Los discípulos creen”: Aunque todos los invitados tomaron literalmente del vino, los discípulos lo tomaron de forma literal y espiritual, pues habían sido llamados como discípulos de Jesús muy recientemente, y al ver este milagro fueron llenos del gozo del Señor y de confianza en Él.

d) “La invitación a que la personas acepten al Señor Jesús como su Salvador”: En este relato se nos cuenta de una evento que ocurrió realmente, es decir no es una parábola fue un hecho real, sin embargo, no se menciona absolutamente nada sobre los novios, siendo estos la figura principal en la celebración de las bodas, en contraste se mencionan mucho las tinajas. Esas seis “tinajas de piedras”, las cuales representan a las personas que no han hecho a Cristo su Señor y Salvador, y por tanto, están vacías sin la Palabra de Dios, ni el gozo del Señor. Este milagro representa la vida vacía que tienen las personas sin Cristo, y la vida en abundancia que alcanzan cuando lo aceptan, con ese solo “instante de decir si”, ese es el primer milagro que hace Cristo es la vida de los que le conocen “el milagro de un nuevo nacimiento espiritual para pasar a ser hijo de Dios por adopción, (Romanos 8:15; Gálatas 4:5).

e) “La gloria y exaltación de Jesús”: Una vez las personas aceptan al Señor Jesús y se llenan de la Palabra de Dios y la ponen por obra, las tinajas representan el cambio de vida que se producen en ellas, el cual se hace en el interior y en lo secreto, pero se refleja en el exterior. El maestresala, quien se encarga del banquete, (evento social), es figura de la persona que nota el cambio exterior en la vida del nuevo creyente; también es figura del ministro que se da cuenta de que el agua, (Palabra de Dios) se convirtió en vino, (regeneración).

f) “Las Bodas del Cordero”: Jesús viene a buscar a Su novia, Iglesia”. Es hermoso darnos cuenta de que el ministerio de Jesús en la tierra inicia en unas bodas, y en relación a la Iglesia, lo terminará con las Bodas del Cordero. Nuestra esperanza de vida eterna junto a nuestro amado Señor y Dios. ¿Estás listo para las bodas con el Amado Señor?

En fin, bastó "un instante" para la conversión del agua en vino, como también basta un instante para la conversión de ser una creación de Dios, a ser "hijo de Dios". Solo decir "sí, acepto a Jesús como mi Señor y Salvador".

Quiero finalizar recordándoles, como les he dicho anteriormente, que con este estudio que realizo no pretendo dar una certificada y legítima interpretación de la Biblia, sino más bien expresar desde “mi perspectiva particular” en apego a los conocimientos propios obtenidos por el estudio personal de las Escrituras, la revelación del Espíritu Santo, así como por las enseñanzas compartidas por hombres eruditos de la Palabra de Dios. Espero que estos estudios les sirvan a ustedes para iniciar sus lecturas propias, las cuales sean transformadas en “escudriñar con gozo los tesoros que se encuentran en la Biblia”, de manera que también puedan identificar y ofrecer una aplicación especial y personal a sus vidas y así ser saciados del manjar que el Señor nos brinda en su santa y bendita Palabra.

Dios les bendiga

Sandra Núñez