En nuestro estudio pasado de éste capítulo 4 de Génesis les comenté sobre la historia de Caín y Abel; siendo el último versículo tratado Génesis 4:16 «Salió, pues, Caín de delante de Jehová, y habitó en tierra de Nod, al oriente de Edén».

En esta ocasión concluiré mis comentarios sobre este capítulo por lo que inicio con el siguiente versículo:
Génesis 4:17 «Y conoció Caín a su mujer, la cual concibió y dio a luz a Enoc; y edificó una ciudad, y llamó el nombre de la ciudad del nombre de su hijo, Enoc».

El versículo anterior, es uno de los versículos de este libro que ha causado más cuestionamiento, siendo la pregunta de muchos: “¿Con quién se casó Caín?”. Y mi respuesta ante toda suposición, es que se casó con una hermana o con una mujer que era familia directa de él. Para dejar clara mi opinión deseo exponerles en que me baso, claro a la luz de Palabra:

1. Dios formó a Adán y Eva siendo “adultos”, es decir con la capacidad de tener hijos, por eso les dice en Génesis 1:28 «Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra».

2. Eva fue reconocida por su esposo como “madre de todos lo vivientes”, según Génesis 3:20 «Y llamó Adán el nombre de su mujer, Eva, por cuanto ella era madre de todos los vivientes».

3. Adán vivió 930 años y ciertamente durante todos esos años pudo haber tenido muchísimos hijos. «Y fueron todos los días que vivió Adán novecientos treinta años; y murió» (Génesis 5:5).

4. Adán y Eva tuvieron hijos e hijas, los cuales podrían casarse entre ellos, de manera tal que pudieran poblar la tierra. «Y fueron los días de Adán después que engendró a Set, ochocientos años, y engendró hijos e hijas» (Génesis 5:4).

5. No serían estos los únicos casos de matrimonios entre hermanos o familias directas, puesto que Abraham se casó con una medio hermana, «Y a la verdad también es mi hermana, hija de mi padre, mas no hija de mi madre, y la tomé por mujer» (Génesis 20:12).

6. Los hijos, nietos y biznietos de Adán y Eva se habrían casado entre sí, puesto que Caín cuando mató a Abel, tuvo temor de que alguien lo matara por eso horrendo hecho, por lo que le dijo a Dios: «He aquí me echas hoy de la tierra, y de tu presencia me esconderé, y seré errante y extranjero en la tierra; y sucederá que cualquiera que me hallare, me matará» (Génesis 4:14).

7. En ninguna parte de la Biblia dice que Set es el tercer hijo de Adán y Eva, sino más bien las personas lo consideran así por lo que ella dijo en Génesis 4:25 «Y conoció de nuevo Adán a su mujer, la cual dio a luz un hijo, y llamó su nombre Set: Porque Dios (dijo ella) me ha sustituido otro hijo en lugar de Abel, a quien mató Caín». Asumo que a Set se le menciona de manera especial por dos razones, primero porque Adán y Eva fueron consolados con el nacimiento de Set en su gran aflicción por la muerte de Abel; y segundo porque de la descendencia de Set saldría Mesías, nuestro Señor Jesús.

En relación a este tema es importante mencionar la aclaración de una pregunta que les pudiera surgir a ustedes al leer mis comentarios, y es el hecho de los problemas genéticos que tienen los hijos de familiares directos que se casan entre sí. Ustedes tienen toda la razón en ese sentido, pero debemos recordar lo siguiente:

• Dios es Todopoderoso y estaba en su control la multiplicación del
hombre
• Adán se casó con Eva quien fue formada de una costilla de él.
• Dios les dio el mandato de que se multiplicaran y esa era la única
forma de hacerlo en ese entonces
• Las leyes en contra de las uniones entre familia directa fueron
dadas por Dios aproximadamente 2400 años después de la
creación del hombre: «Maldito el que se acostare con su hermana,
hija de su padre, o hija de su madre. Y dirá todo el pueblo: Amén»
(Deuteronomio 27:22).
«Si alguno tomare a su hermana, hija de su padre o hija de su
madre, y viere su desnudez, y ella viere la suya, es cosa execrable;
por tanto serán muertos a ojos de los hijos de su pueblo; descubrió
la desnudez de su hermana; su pecado llevará»
(Levítico 20:17).

A partir del versículo 17 de este capítulo comenzamos a conocer los nombres de los descendientes de Caín, y como les había dicho anteriormente los nombres propios en la Biblia tiene significado, el cual puede corresponder a identidad, función, ministerio, etc. Por lo tanto he buscado en el diccionario Strong el significado de algunos de ellos para formarme una idea de lo acontecido en ese entonces y de paso mostrar que muchos de los descendientes de Caín se distinguieron por su significativo talento en las artes.

Continuando con mis comentarios de este relato, vemos que Caín edificó una ciudad llamado Enoc, y pensemos en lo que significa hoy día para nosotros las palabras “campo” y “ciudad”; es esta última en donde imperan el mayo progreso social y económico de una tierra o nación. El primer hijo de Caín se llamó “Enoc”, nombre que significa “iniciado”, creo que quizás le pondría ese nombre porque allí el iniciaba una nueva vida, apartado de sus padres y Dios.

Como sabemos Dios condena la poligamia, sin embargo vemos que Lamec, un cuadrinieto de Caín, fue el primer transgresor de la ley del matrimonio establecida por Dios en el Edén, al tomar dos mujeres para si. Las mujeres de Lamec fueron Ada y Zila, nombres que significan “adorno” y “sombra”.

Lamec, además de polígamo vemos que también fue un hombre feroz. Les dijo a sus mujeres que él había matado a un hombre en defensa propia y que si Caín que había cometido homicidio había de ser vengado 7 veces, él que mató en defensa propia seria vengado 70 veces. Esto me hizo pensar en dos cosas, primero en el deseo de venganza de ese hombre, lo cual muestra su maldad; y segundo en las palabras de nuestro amado Jesús con relación al perdón: «Entonces se le acercó Pedro y le dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete? Jesús le dijo: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete» (Mat 18:21).

Este capítulo concluye con la mención del inicio del "linaje de bien", Set, este fue uno de los hijos de Adán y Eva, al cual la misma Eva le da el nombre de “Set” porque ella entendió que Dios se lo dio como sustituto de Abel. Sabemos que ningún hijo sustituye a otro, por lo que asumo que la sustitución de que ella habla es la tristeza por la alegría y el lamento por el gozo, ya que un hijo murió y otro le fue dado. Usted dirá, pero ella tuvo muchísimos hijos, si pero éste era un hijo especial, y para nosotros espiritualmente también fue especial, puesto que de él vendría el Mesías, nuestro amado Señor Jesucristo. Sería del linaje de Set que saldría Jesús y su iglesia.
Mis amados hermanos y amigos, que gran alegría fue la llegada de Set a la familia de Adán y Eva, ya que a partir de cuándo Set tuvo a su hijo Enos, es decir cuando inició su descendencia, fue que las personas comenzaron a adorar el nombre de Dios.

Quiero finalizar recordándoles, como les he dicho anteriormente, que con este estudio que realizo no pretendo dar una certificada y legítima interpretación de la Biblia, sino más bien expresar desde “mi perspectiva particular” en apego a los conocimientos propios obtenidos por el estudio personal de las Escrituras, la revelación del Espíritu Santo, así como por las enseñanzas compartidas por hombres eruditos de la Palabra de Dios. Espero que estos estudios les sirvan a ustedes para iniciar sus lecturas propias, las cuales sean transformadas en “escudriñar con gozo los tesoros que se encuentran en la Biblia”, de manera que también puedan identificar y ofrecer una aplicación especial y personal a sus vidas y así ser saciados del manjar que el Señor nos brinda en su santa y bendita Palabra.

Dios les bendiga,

Sandra Núñez